Homenaje a la ‘Pachamama’ en el Carnaval de Negros y Blancos de Pasto





var switchTo5x = true;https://ws.sharethis.com/button/buttons.jsstLight.options({“publisher”:”dr-aed78bb3-26b9-6017-7dcc-7813d1df51d”});

Homenaje a la ‘Pachamama’ en el Carnaval de Negros y Blancos de Pasto

Redacción Equipo Radio Nacional Pasto

Once colectivos coreográficos engalanan la senda del Carnaval de Negros y Blancos en su versión 2018, los danzantes y músicos se visten con trajes alusivos a las tradiciones andinas y rituales indígenas ancestrales.

Foto: Equipo Radio Nacional Pasto.

La Academia Nariñense de Historia recuerda que el antecedente inmediato en la organización y presentación de Indoamericanto en el Carnaval, como agrupación musical y dancística de más de 200 integrantes fue en 1985.

Foto: Equipo Radio Nacional Pasto.

Desde 2003, en la administración del Leonardo Sansón, en Corpocarnaval, se promueve su presentación como ‘Canto a la Tierra’, con la inclusión de cinco grupos coreográficos que entraron en concurso. Hoy participan cerca de 4.000 personas en este desfile, del que el jurado calificador designa un ganador, y este, junto con el que obtiene el segundo puesto, son los únicos colectivos coreográficos que participan el 6 de enero.

Luis Eraso es el director del colectivo ‘Danzantes del Cerillo’ y en esta versión del Carnaval de Negros y Blancos participan con la propuesta ‘Paraíso de Labriegos’.

Foto: Equipo Radio Nacional Pasto.

“Para nosotros esto es un paraíso donde las manos campesinas lo hacen germinar, labran la tierra todos los días sin importar el sol, sin importar la lluvia”, comenta.

Este es el homenaje a las manos laboriosas de los campesinos, que con esfuerzo constante, amor y dedicación, se dedican día a día a cultivar la tierra con variedad de productos. 220 integrantes del colectivo le dicen: “Gracias a la Pachamama y sus campesinos”, con sus trajes inspirados en el diario vivir del campo.

Foto: Equipo Radio Nacional Pasto.

“Llevamos la ruana, estamos llevando el sombrero campesino, asemejamos las botas, pero también llevamos el follado, los pañolones en las mujeres que van con trenzas”, cuenta Luis Eraso.

Antes de salir a la senda del carnaval para recorrer los 7.5 kilómetros, los danzantes y músicos se preparan física y espiritualmente.

Foto: Equipo Radio Nacional Pasto.

Según la Corporación del Carnaval de Negros y Blancos, la ubicación geográfica de Pasto ha permitido a través de los tiempos, darle a la música un matiz especial con la influencia de los Andes, y en esas circunstancias el ‘Canto a la Tierra’, después del desfile llega el concierto con los sonidos y rituales, donde invitan a compartir espiritualmente el legado de los antepasados.