El valor de la música góspel para los isleños





var switchTo5x = true;https://ws.sharethis.com/button/buttons.jsstLight.options({“publisher”:”dr-aed78bb3-26b9-6017-7dcc-7813d1df51d”});

El valor de la música góspel para los isleños

Por: Vilma Jay. 

La música góspel o música religiosa, como también se le conoce a este género, nació en las iglesias de Estados Unidos en el siglo XVIII y se popularizó en 1930. A San Andrés, Providencia y Santa Catalina, llegó para quedarse con la construcción de la Primera Iglesia Bautista de América, transmitiendo un mensaje de Dios en cada servicio de las diferentes denominaciones religiosas existentes en la isla.

Samuel Robinson, historiador sanandresano, asegura que la música góspel se introdujo al archipiélago con la llegada de los primeros ancestros.

Es una tradición en San Andrés, todo el mundo la conoce. Esta música góspel viene desde que llegaron los primeros ancestros. Llegó con nosotros y la preservamos”, Samuel Robinson.

Cantar música góspel es una práctica que se trasmite de generación a generación. En el archipiélago no existe una escuela profesional musical que les enseñe a los niños a cantar alabanzas a Dios, solo está el deseo ferviente de maestros empíricos dotados de un gran talento que buscan compartir su conocimiento en los grupos de canto de las iglesias.

Así aprendió Emilse Pomare, una de las cantantes de música góspel más reconocida del país.

“Yo inicié desde muy temprano en la iglesia, en la escuela sabática, cantando en los coritos junto a mis otros compañeros que iban a la iglesia”, Emilse Pomare.

Para Kathia Luisa Bowie, una salmista o cantante de música góspel providenciana, el proceso de aprendizaje no fue diferente, desde los 12 años fue instruida por la directora del coro de la Primera Iglesia Bautista de la isla de Providencia.

“Desde pequeña tuve el respaldo de la directora del coro, de los pastores que siempre me acompañaban a los eventos que me invitaban. Era muy lindo”, Kathia Luisa Bowie.

Ambas mujeres coinciden en que el canto góspel es el evangelio musicalizado que transmite un mensaje al alma de las personas. Partiendo de estas afirmaciones, se podría decir que el góspel es para los isleños la tradición heredada de los ancestros con más aceptación, valor y respeto.