La danza en Pasto une diversas culturas del mundo





var switchTo5x = true;stLight.options({“publisher”:”dr-aed78bb3-26b9-6017-7dcc-7813d1df51d”});

La danza en Pasto une diversas culturas del mundo

Janneth Jurado

Más allá de encontrar en los movimientos corporales una sincronía con la música, bailar para los diferentes colectivos significa conocer e integrar culturas. En Pasto las coreografías encierran rituales, herencia y tradición. Hablamos con los colectivos: Danceo Yong, Bollywood Dance Pyaar y la Fundación Escénica Tatambud Danza, sobre sus apuestas artísticas.

Foto cortesía: María Fernanda Solarte.

“La idea es resaltar toda la belleza y talento de la cultura coreana y compartirla con nuestra gente”: María Fernanda Solarte, directora de Danceo Yong.

Las prácticas de la India también echaron alas hacia estas latitudes con movimientos que en la antigüedad eran una oración a deidades como Shiva, a quien se le saluda con una ofrenda de flores. Esta danza ritual se llama Barathanatyam. Con  precisión, hombres y mujeres se compactan en el ritmo que producen los gungros (cascabeles que atan a sus tobillos), las percusiones y las cuerdas de la cítara. Al incienso dentro de esta mística se le denomina mudra.

Foto cortesía: Lorena Reyes.

“Me han inculcado mucho respeto hacia la danza, que tiene que ver con algo muy auténtico de cada país”: Lorena Reyes, directora de Bollywood Dance Pyaar.

Saltando, girando y deslizándose, como el que vuela, la corriente contemporánea proporciona herramientas para acercarse a los inicios en una fusión que plasme realidades de un pueblo. Este es el caso de Tatambud Danza, una fundación cultural, liderada por Baldomero Beltrán, que se hizo acreedora a becas de creación del Ministerio de Cultura y de reconocimientos por parte del Concejo municipal de la capital nariñense en estos 21 años de trabajo artístico.

“Lo que yo siempre he trabajado es la memoria ancestral, campesina, raizal”: Baldomero Beltrán, director de la Fundación Escénica Tatambud Danza.

Compromiso es uno de los valores instaurados en el corazón de estos danzantes. Esto se visibiliza en emprendimientos como el del Festival en Homenaje al Día Internacional de la Danza que año a año se realiza en Pasto, organizado por Fabio Martínez, con el empeño voluntario de los amantes del arte. Este evento ya lleva nueve versiones que han servido para aprender de la esencia de la danza. 

“Hemos logrado transformar la imagen del pastuso. ser cálidos, atentos, entregar nuestra ciudad y nuestro afecto de corazón”: Fabio Martinez, director del Festival en Homenaje al Día Internacional de la Danza.

La función de quien danza, además de ejecutar cronométricamente los pasos y la música, es dar, imaginar y generar amor, con la libertad de quienes se conectan con sus compañeros de coreografía en el escenario. Romper la quietud es un acto eterno de vida, otro mecanismo de comunicación universal, rítmico e inmortal.